¿Por qué la ciencia importa?

A nivel global se entiende que el desarrollo de las ciudades debe estar basado en la generación de capacidades para la innovación en sus habitantes, lo que está fuertemente atado a los adelantos en materia de ciencia y tecnología. 
A nivel global se entiende que el desarrollo de las ciudades debe estar basado en la generación de capacidades para la innovación en sus habitantes,

lo que está fuertemente atado a los adelantos en materia de ciencia y tecnología, teniendo en cuenta que involucran poderosos procesos de producción de conocimientos que posibilitan la comprensión y transformación del mundo.

 

Lo anterior requiere la participación activa de la ciudadanía, que no debe estar reducida a un papel meramente informativo y a la comprensión de conocimientos ya construidos, sino a la que se produce cuando la ciencia está en acción, discusión, controversia y/o creación.

Una de los desafíos que tiene Maloka es justamente fomentar la comunicación pública de la ciencia, mostrar cómo afecta y está inmersa en nuestra sociedad e inspirar a otros a pensar críticamente para empoderar la actuación de la ciudadanía frente a retos relacionados con la sostenibilidad, el desarrollo humano, la inclusión y la participación en el marco de una sociedad democrática.

Diversas disciplinas en campos científicos y tecnológicos como la ingeniería, la medicina, la física o la biología, entre muchas otras, han realizado valiosas contribuciones al mundo como lo conocemos hoy. Nos ha permitido vivir más tiempo, explorar nuevas galaxias y cuidar nuestro planeta. 

Maloka se ha convertido en un agente que moviliza la participación activa de la ciudadanía, que construye puentes entre las comunidades científicas y diversos actores de interés. El objetivo es lograr que los desarrollos en ciencia y tecnología sean cada vez más pertinentes, debido a su importancia en la vida cotidiana.

Diversas disciplinas en campos científicos y tecnológicos como la ingeniería, la medicina, la física o la biología, entre muchas otras, han realizado valiosas contribuciones al mundo como lo conocemos hoy. Nos ha permitido vivir más tiempo, explorar nuevas galaxias y cuidar nuestro planeta.

Gracias a las mentes curiosas, la innovación continúa teniendo avances únicos para ayudarnos a vivir mejor hoy, brindando nuevas oportunidades para la próxima generación. Por lo que también se hace imperiosa la necesidad de formar una ciudadanía con sentido crítico y participativa que contribuya a definir los derroteros de la ciencia en la construcción de la sociedad.

Frente a esta tarea, uno de los objetivos de Maloka ha sido motivar a los niños para que alcancen su máximo potencial, promoviendo la construcción de sentidos sobre el mundo a través de experiencias de aprendizaje vinculadas con sus intereses. Además, ha puesto a conversar a los distintos actores para empoderar al ciudadano sobre el uso de los conocimientos científico-tecnológicos
 

Necesitamos eliminar las barreras en la educación científica para que cada niño desarrolle las habilidades de pensamiento crítico necesarias para ayudar a resolver los desafíos que enfrentamos como sociedad, sin olvidar que la interiorización de conocimientos trasciende la dimensión conceptual o racional, ya que también involucra al cuerpo, los sentidos y las sensibilidades.

De ahí que Maloka reconozca una posibilidad inmensa de diálogo en las experiencias sensoriales, en el arte y en la creación que apelen a los saberes, emociones e intereses. El objetivo es permear nuevos espacios y públicos para impulsar un espíritu que cuestione, experimente e imagine a través de una colección museográfica relevante, de programas educativos, actividades de investigación y eventos que complementen una experiencia integral.

Maloka continuará con su compromiso de alentar un debate público y riguroso sobre los temas científicos que hacen reflexionar a las personas, para de esta manera seguir posicionándose como un lugar acogedor y respetuoso en el que todos celebren y se inspiren a favor de la ciencia en beneficio de la democracia.

Esperamos responder al reto de cultivar el pensamiento científico, uno que duda, válida, experimenta, contrasta las fuentes y concluye como una forma de acercarse a la realidad. Este tipo de pensamiento es cada vez más necesario en una sociedad donde, muchas veces, las emociones van más rápido que la evidencia científica.

Esperamos responder al reto de cultivar el pensamiento científico:
uno que duda, válida, experimenta, contrasta las fuentes y concluye como una forma de acercarse a la realidad. Este tipo de pensamiento es cada vez más necesario en una sociedad donde, muchas veces, las emociones van más rápido que la evidencia científica.
FOROS MALOKA

Una iniciativa con la que se busca generar debates, entre los distintos sectores sociales, sobre los temas fundamentales para el desarrollo del país.